Quienes somos

No es fácil hablar de uno mismo, pero lo intentaré, sin aburriros mucho.

Mi nombre es Xabi Navarro, pero todo el mundo me llama Jota. He pasado toda mi vida profesional como técnico de sonido, por lo que quiero suponer que algo habré aprendido en todo este tiempo…

Siempre me ha llamado la atención el sonido. Recuerdo cómo, tendría yo 14 años, escuchaba el programa “Club 44” de Gregorio Gálvez en Radio Popular, metiéndonos mi transistor y yo debajo de la almohada. Aquello me parecía fascinante: Un mundo tan grande en un espacio tan pequeño! Después, también recuerdo las tardes en casa del tío de Rafa, que tenía un viejo mueble-tocadiscos gigante, de válvulas, traido de Alemania! Ahí escuchábamos los vinilos que llegaban a nuestras manos, hasta aprenderlos de memoria… Qué sonidazo! Y yo quería grabar sonidos como esos…

Pero en nuestros tiempos no había ninguna manera “oficial” de aprender ese oficio, solamente de manera autodidacta. Por supuesto, no existía internet, por lo que aprender equivalía a tocar puertas, conseguir libros, preguntar, practicar… era la única forma de aprender aquel oficio.

En 1980 empecé con la electrónica, también por mi cuenta, y de ahí salte al mundo del sonido. Me fabriqué mi primera mesa de sonido, un mezclador microfónico de transistores de 5 canales, que todavía conservo. Ahí empezó todo…

También por aquel tiempo hice mi primera sono, a un grupo entonces desconocido de Azpeitia, llamado Jotakie… Despues trabajé de aprendiz en directos, con diferentes empresas, descargandos camiones de material y con suerte haciendo alguna sono. De ahí a Madrid (1986) a hacer un curso intensivo de grabación. Todavía se grababa en magnetofón, que era el unico soporte profesional existente entonces. A la vuelta abrí mi primer estudio de grabación en una bajera del barrio de Amaroz, en Tolosa, con un grabador de 8 pistas.

A finales de los 80 entré a trabajar como técnico de control y de mantenimiento de BF y locutor en Egin Irratia, aquella que nos cerró el Sr. Garzón. Entonces todo el equipamiento era absolutamente analógico: Cassettes, vinilos y magnetofones de bobina abierta.

Cuando aparecieron los primeros Cds salimos de la prehistoria. Corría el año 1990. La revolución digital que allí empezó lo cambió todo, para bien y para mal.

Desde su inauguración en 1995 trabajo como técnico de sonido en el Kafe Antzokia de Bilbao. En todos estos años habrán pasado por mis manos unos 5.000 grupos de todos los estilos y tamaños.

En 1998 construimos con nuestras manos un estudio de grabación en el caserío donde vivo, en lo que habia sido la antigua cuadra. Y desde entonces aquí seguimos, desde nuestra humildad.

El otro lado de Musikorta es Maribi Ugarteburu, mi compañera desde 1990. Ella os acogerá en su regazo (Altzoa) cuidando vuestro descanso y también el paladar, con nuestras comidas caseras. Sin ella no hubiera sido posible que yo me metiera en estas salsas; ni las largas jornadas en el estudio, ni las tardes de taller, ni las interminables noches de sonorización. Además, suele ser mi consejera más cercana, la responsable de la “cocina” de todo el proyecto.